En la galería Raquel Ponce aparece formando parte de otros cinco vídeos que jalonan el recorrido expositivo: Una pizarra recorre todo el perímetro del espacio expositivo y en la variación de cinco ambientes diversos (la escuela, el espacio público, la privacidad de la vivienda, el lugar de trabajo y el espacio final de reflexión) se conjuga con los medios de comunicación (diversos formatos) estableciendo relaciones problemáticas o de coincidencia con ellos. En la pizarra, a medida que profundizamos en la exposición, se va organizando una extraña trama con elementos diversos pero que no entorpecen su configuración progresiva. En las pantallas televisuales se suceden cinco combinaciones diversas de una serie de inversiones entre lo íntimo y lo público: imágenes de la INTERNATIONAL BLACK BOARD (world wide web), una interpelación directa al público a través de “WE ARE STEALING FROM YOU” (ya presentado en el contexto de MAD 03; Ver entrada específica de este vídeo), un MITIN-ANTI-MITIN del autor, una circunstancia íntima en el hogar en la que desarrolla un paradójico, siniestro solitario, TRAMPAS EN EL SOLITARIO, por último, un reflejo autorreferencial, REFLEJO (INFORMATEADO). La fluctuación –el vaivén-, las inversiones rítmicas, los bucles, la discontinuidad, el trazado de redes, son aspectos funcionales y morfológicos con los que comparar la manipulación “formativa” con la “informativa”, uno de los trayectos esenciales -no lineal ni único- de una exposición que no pretende ser exhaustiva ni dar respuestas morales a las consecuencias del “informateado” de las conciencias humanas sino simplemente cuestionarse la complejidad, las relaciones complejas de los diversos ámbitos de la vida, de un asunto que parece interesarnos a todos, especialmente en estos últimos tiempos en los que la simplificación del terror -por ejemplo, y provenga de los estados o de organizaciones nacionalistas o transnacionales- es considerado por algunos como un medio de expresión y otro modo de informateado.